25 agosto 2016

Bolsa Boliviana de Valores implementa nuevo sistema electrónico de negocios

La BBV informó que las negociaciones bursátiles serán más eficientes, porque prescindirá de la presencia física de los agentes, se podrá operar a distancia, de forma electrónica y remota.
  • COMPARTE:



Bolsa Boliviana de Valores implementa nuevo sistema electrónico de negocios
Javier Aneiva, gerente general de la Bolsa Boliviana de Valores. Foto: ANF


La Paz, 24 de agosto (ANF).- La reciente instalación y puesta en marcha de un sofisticado sistema electrónico de negociación en la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), permitirá negociar a distancia los valores de forma más eficiente y con mayor beneficio para inversionistas, agentes de bolsa y emisores, informó el gerente general de la entidad bursátil, Javier Aneiva. 

"El ruedo y las negociaciones presenciales a viva voz, centradas en los ambientes de la BBV pasarán a la historia, dando paso a las operaciones electrónicas automatizadas que no precisan de la presencia física de los agentes en la bolsa, ya que se establece una red virtual en la que estos pueden realizar sus ofertas, órdenes de venta y concluir sus negociaciones, a distancia, desde sus propias instalaciones –en La Paz o en cualquier ciudad del país– a través de una computadora", explicó.

Aneiva indicó que la nueva plataforma inteligente fue desarrollada junto al Grupo Bolsas y Mercados Españoles (BME), empresa que creó su propia tecnología y ahora la exporta a varios países, entre ellos el nuestro, cumpliendo estándares internacionales y adecuándola a la realidad del mercado boliviano.

Ventajas

Aneiva explicó que el salto tecnológico marca un hito en la historia de la BBV, y la pone al nivel de importantes bolsas de Latinoamérica, abriéndole la posibilidad de ampliar la cobertura del mercado bursátil, con la eventual apertura de sucursales de las Agencias de Bolsa o la creación de otras nuevas, en todo el territorio nacional, y el acceso de nuevos inversionistas privados.

El sistema electrónico de negociaciones además permitirá lograr precios más justos para los valores, al reducir ineficiencias en la formación de los mismos, de forma que tanto vendedores como compradores obtengan las mejores tasas y precios posibles.

"Esta nueva forma remota de realizar las operaciones deriva en un mercado más eficiente, donde se pueden ejecutar en un mismo tiempo más operaciones y manejar mayores volúmenes de negociación", dijo.

Mercado Integrado Latinoamericano

El nuevo sistema electrónico del BBV también abre la posibilidad de integración de Bolivia con otros mercados internacionales. "Tenemos la posibilidad en un futuro -previo a que los gobiernos y las autoridades reguladoras se pongan de acuerdo-, pero la plataforma tecnológica virtual nos permitirá conectarnos con plataformas tecnológicas de otros mercados como Chile, Perú, Colombia y México lo que se denomina Mercado Integrado Latinoamericano (Milan)", señaló.

/JMC/

24 agosto 2016

Primera Feria de Ciencias,Ingeniería y Tecnología - UMSA.




Mayores informes en este enlace.
23 agosto 2016

FTS 16 Bolivia, el juego en el que rueda la pelota de la Liga

Antonio Huayta adaptó un conocido videojuego de fútbol a la realidad boliviana. Se puede elegir cuadros como los de Real Potosí o Always Ready.

FTS 16 Bolivia, el juego en el que rueda la pelota de la Liga

La versión del juego "a la boliviana" se lanzó hace dos meses.

Gabriel Díez Lacunza    / La Paz
 
La primera camiseta que editó Antonio Huayta Acuña fue la de Real Potosí. Este diseñador gráfico, de 27 años, siempre fue un apasionado de los videojuegos de fútbol. 
 
Ahora, adaptó  el juego FTS 15, de la empresa First Touch Games, a la Liga boliviana con un total de 44 equipos nacionales, entre Primera y Segunda división. Su adecuación se denomina FTS 16 Bolivia.
 
"La Liga boliviana en el juego tiene 20 equipos participantes. En el Nacional B tiene 24 equipos. Se puede jugar la Liga de ascenso, por ejemplo, con Always Ready; jugar Copa Libertadores; pelear por la Copa  Sudamericana; o disputar  un torneo extra que es la Copa Bolivia, en el que se enfrentan los 20 de Primera contra los 24 de Segunda. Es bastante interesante el juego", explica Huayta.
 
Comenta que la pasión por este tipo de juegos le nació cuando jugó por primera vez FIFA 98 para computadoras y luego Tecmo Worl Cup. Declarado fanático del fútbol electrónico, se descargó hace unos meses el FTS 15 del Play Store y al ver que el juego original permite  editar camisetas, estadios y demás elementos, decidió emprender su proyecto. Hace dos meses lanzó la  versión.
 
Huayta aclara que si bien se trata de un parche, ni él ni su equipo de colaboradores lucran con esta iniciativa, ya que, "más que todo, se trata de que la gente tenga una diversión sana". Es por esto que para que alguien se descargue el juego primero debe contactarse con él mediante su página de Facebook y así facilitarle un link de descarga.
 
"Somos un equipo de seis personas. Está en Tarija Elmer Núñez, en Sucre está Josué Arenas, en Santa Cruz Diego Parada y Edson Camargo y mi persona. Somos cinco a seis personas. Aparte una persona nos colabora desde Guadalajara, México, Arturo Uribe que nos colabora con algunos kits o algunos implementos para que esté dentro del juego", cuenta.
 
Explica que el juego original salió en junio de 2015 y   tiene    los principales torneos de Europa.  En la versión adaptada, este diseñador sumó la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y el Mundial de Clubes, entre otros. 
 
Comenta que la versión actual corre en sistemas operativos Android 4.0 en adelante y que es muy útil, ya que una vez descargada no requiere conexión a internet para jugar. Cuenta que todavía no hay una versión para IOS.
 
"Yo vi que debería haber algo de Bolivia en el juego. No vi que nadie hiciera los kits (las camisetas) y me puse a hacerlos, empecé con Real Potosí. Luego fui haciendo las otras. La que más me costó fue la de Petrolero y la de The Strongest, por los cuadros. Algunas camisetas las hago en Ilustrator, otras en Photoshop", explica Huayta, quien se identifica como hincha de The Strongest.
imagen
 
 

 

PUNTO DE VISTA
Mario R. Durán Ch.
Ciberactivista 

Mod como apoyo a la industria de videojuegos
El mod (del inglés  modification) de videojuegos permite a comunidades fanáticas a personalizar los artes, escenarios y otros aspectos de videojuegos;  en el caso del juego FTS 15 con características de equipos de Bolivia. 
 
La actividad de las comunidades de modders (creadores de mods)  permite  extender la vida de los videojuegos y las modificaciones le otorgan un plus al juego y amplían la base de jugadores.
 
Se debe destacar la labor del equipo  "FTS 16 Bolivia" porque sienta  las bases de la industria del diseño gráfico avanzado,  que es parte imprescindible para el desarrollo de la industria de videojuegos, por lo que se requiere la especialización universitaria del diseño gráfico en todas sus vertientes.

22 agosto 2016

Plazuela del Nudo Villazón se aviva al calor de Pokémon Go

Plazuela del Nudo Villazón se aviva al calor de Pokémon Go

Fotos: Stefany Diez de Medina. En la plazuela se concetran hasta más de 200 jugadores.

Stefany Diez de Medina / La Paz 

Con un peluche de Pikachu en la cabeza, la única mujer organizadora de la primera "Salida de Pokémon Go" trata de identificarse frente a los más de 80 asistentes a la actividad. Es viernes por la noche, la gente reunida en la Plaza Camacho debe dirigirse a la plazuela ubicada por el Nudo Villazón. 
 
En ese lugar, sin convocatoria por redes sociales de por medio, ya hay más de 200 jugadores. El espacio  también atrae alrededor de 120 personas a la una de la tarde en días de semana. 
 
"Antes nos reuníamos en las plazas para chupar, ahora nos juntamos para jugar Pokémon Go", afirma Diana D. En la plazuela conocida como "Los viñedos", en las noches no era inusual encontrar grupos de universitarios consumiendo bebidas alcohólicas. Desde el lanzamiento del juego el 4 de agosto, los cazadores de pokémones ocupan sus bancos y jardines, porque tiene tres "pokeparadas" con "cebos", es céntrica y hay lugar para sentarse.
 
Los"pokecazadores" paceños
Son las siete de la noche, Adriana Valda, su esposo Mauro Flores, Fernando Quisbert y otros dos amigos que prefieren mantenerse en el anonimato han escogido el viernes 12 de agosto para realizar la primera salida nocturna de "pokecazadores" en La Paz. Esperan ver los resultados de su evento difundido por Facebook.
 
El punto de reunión es la Plaza Camacho. Los jugadores se confunden entre las personas que esperan el Puma Katari y los asistentes a un concurso de baile de K-pop. Por cada cinco hombres, se ve a una mujer jugando y, en varios casos, muchos comparten esta actividad con su pareja.
 
Después de media hora, Adriana, la joven de 20 años conocida en las redes como "Tía Poke", se sube a una de las jardineras para que todos puedan verla a pesar de su metro y medio de estatura.  Anuncia que irán a "Los Viñedos". 
 
El recorrido, la emoción 
Ya encaminados, en la Av. Federico Suazo, las parejas, grupos de amigos y solitarios que asistieron a la actividad caminan en fila, la cual abarca más de media cuadra. 
 
Los peatones no pueden evitar voltear la cabeza al cruzarse con esa fila de gente. Se escucha decir: "Mira a los zombies". A la "Tía Poke" le molestan estos estereotipos y tanto en las redes como en el evento pidió a los jugadores que no sean transeúntes imprudentes.
 
Sin embargo, la fila se desorganiza cuando, en la Batallón Colorados, el juego indica que hay un Electabuzz cerca, la mayoría no tiene este pokémon eléctrico y se emociona. 
 
Algunos cuentan con aplicaciones como "PokéMesh", que permiten ubicar en el mapa la locación exacta de las criaturas, y avisan que hay que cruzar la calle. Adriana les grita que lo hagan con cuidado, pero al ser 80 personas igual ocasionan caos en la estrecha calzada.
 
El grupo retoma su camino hacia "Los Viñedos". Una vez allí, los asistentes del evento se mezclan con los más de 200 cazadores de pokémones que ya estaban en la plazuela, sin contar a las personas que están jugando dentro de sus autos parqueados. No fueron convocados por Facebook, aunque muchos se organizan para salir a buscar "pokeparadas" con "cebos". En la plazuela del Nudo Villazón, no falta quien ante los gritos de "cebo" decide utilizar uno.
 
Los "cebos" o "módulos" sólo se pueden activar en las "pokeparadas" y sirven para atraer a más pokémones durante media hora. Basta que un jugador use uno para que todos los que están en el lugar se beneficien. 
 
"El equipo Rocket"
El sábado 13 por la tarde se realizó otro evento en la Plaza Camacho, organizado por el grupo de Facebook de "PokéAdictos Go Bolivia", administrado por Iver Mejía y Carolina Sánchez. Se sortearon premios como camisetas y se instalaron cebos. Según los asistentes, se logró reunir a 100 jugadores. 
 
Ya un par de noches antes circularon en las redes sociales fotografías de la concurrencia en la plazuela. A los jugadores no les gusta ser el espectáculo de la sociedad, así que se cubren la cara y hasta silban con enojo cuando notan el flash de una cámara. Los periodistas son identificados como "los del equipo Rocket", los enemigos de los protagonistas de la serie Pokémon, porque, según Adriana, tratan de "ridiculizarlos" en los medios.
 
Ese viernes, se activaron cebos hasta la medianoche y dos parejas aprovecharon de vender sándwiches y cafés. Belén D., jugadora de Pokémon Go de 26 años, que va allí después del trabajo, asegura que fueron también así las noches anteriores. Sobre todo, hay personas de entre 20 a 25 años jugando, pero ella cuenta que conoció a una pareja de unos 50 años que cazaba pokémones.
 
Al mediodía, en "Los viñedos", el rango de edad de los jugadores disminuye, el uniforme de colegio los delata. Las tres "pokeparadas" están activadas y hasta las tres de la tarde, el número de cazadores de pokémones oscila entre las 60 a 120 personas. Pokémon Go hace salir de casa y caminar, ésa es una de las ventajas del juego según los aficionados, quienes se ponen en los zapatos de los protagonistas de la serie animada que los alegró en los 90.
 
imagen
 
Los "pokecazadores" en La Paz y  Nueva York

Stefany Diez de Medina
Soy comunicadora social y literata, tengo 28 años y juego Pokémon Go. Cuando vi en las calles y en las fotos de las redes sociales el furor que estaba causando el juego, sentí curiosidad, pero también miedo de enviciarme. Con la canción de la serie animada en mi cabeza, me dije "tengo que atraparlos, nuestro destino así es...", y bajé la aplicación el 5 de agosto para cumplir mi sueño de infancia de ser una entrenadora de pokémones.
 
A mediados de julio, fui de vacaciones a la ciudad de Nueva York. Mi compañero de promoción que vive allí trató de convencerme de jugar Pokémon Go. Al igual que la mayoría de los neoyorquinos, él jugaba en solitario. En cambio, en La Paz, noto que los jóvenes se reúnen en grupos de hasta  cinco personas para cazar pokémones juntos, quizás porque es más fácil coordinar para salir en ciudades más pequeñas o porque es una medida de seguridad ante posibles robos, como se ha visto en Venezuela.
 
Hay aplicaciones que permiten a sus usuarios ubicar en un mapa donde vieron ciertos pokémones para que otros puedan tratar de ir a capturarlos. El 16 y el 18 de julio en NYC, los "pokemaníacos" invadieron el Central Park, anoticiados de que había criaturas poco frecuentes.  Los medios captaron en cámaras a las multitudes. Semejante número de jugadores convoca "Los viñedos", sin necesidad de estas aplicaciones o de eventos difundidos por Facebook.
 
El viernes 12 de agosto por la noche, fue la primera vez que jugué en la plazuela del Nudo Villazón, pues me muevo más por la zona sur de la ciudad. En San Miguel y en Calacoto, hay más concentración de "pokeparadas" que en otros barrios del macrodistrito, pero ni así se iguala al centro de la ciudad. 
 
En el Alexander Coffee de la avenida  Montenegro y al frente hay dos de esas paradas, sobre todo en las tardes y noches hay cebos allí instalados. El sábado 13 de agosto, a las 17 horas, no fue la excepción. Llegué a contar un poco más de 60 personas dispersas con su celular en mano jugando. Allí no hay bancos ni jardineras para sentarse, así que varios optan por jugar en un café o restaurante aledaño, en sus autos o mientras hacen cola por un gyro. 
 
Cuando salí de mi casa para asistir a la primera "Salida de Pokémon Go", tenía unos 70 pokémones (no había transferido los atrapados días anteriores) y estaba en el nivel 12. Al volver a mi casa, tenía 226 criaturas y, al evolucionar algunas con los consejos que recibí de otros asistentes, subí hasta el nivel 15. Atrás quedaron mis días de sedentarismo. Al menos una hora al día me convierto en otra "pokeadicta" que pasea por las calles de la ciudad. Pero a ver cuánto dura la emoción de jugar.
 
Aplicaciones prohibidas
Para los que quieren cazar pokémones con más precisión, existen aplicaciones como Pokémesh, que usan un plano urbano como los de Google Maps para indicar dónde exactamente está cada criatura que el juego sólo avisa que está cerca y los minutos que estará allí. Sin embargo, Niantic bloquea las cuentas de quienes usen esta aplicación registrándose con el mismo correo que se instaló el juego.
Como Pokémon Go funciona gracias al GPS del móvil que permite registrar dónde está el usuario y su desplazamiento, hay aplicaciones que engañan al localizador para así ubicar al avatar o personaje del juego donde uno quiera. Una de estas Apps es "Fake GPS Location", pero su uso también está prohibido.
 
"Pokeparadas" en demanda
Pokémon Go fue desarrollado por la compañía norteamericana Niantic y es ella la que designó los lugares que figuran como "poképaradas" y gimnasios (donde pelean los pokémones) en el mapa de la aplicación. En los grupos bolivianos no oficiales del juego en Facebook, jugadores de Riberalta y Trinidad se quejan de que sólo hay un par de paradas y de arenas de combate en su ciudad. En Potosí hay más, pero los jóvenes también reclaman. Se puede enviar mensajes para reportar problemas y solicitar la creación de más lugares a los desarrolladores del juego, a través de su sitio  web, pero no hay garantías de que atenderán a las demandas.

Robótica: Chuquisaca muestra crecimiento

DESTACADO. Ricardo Fernández marcó récord olímpico estudiantil en Bolivia.

DESTACADO. Ricardo Fernández marcó récord olímpico estudiantil en Bolivia.

Las Olimpiadas Chuquisaqueñas de Robótica 2016 se destacaron porque subió el nivel de los concursantes, un claro ejemplo es el de Ricardo Fernández participante de la categoría B intermedia, cuyo robot marcó récord olímpico estudiantil en Bolivia, al recorrer en ocho segundos las líneas negras; además, las categorías A intermedia y A principiante, que en anteriores versiones siempre quedaban desiertas ahora tienen representación chuquisaqueña. La delegación departamental peleará en la nacional para mantener la supremacía en robótica.

"Hay un excelente nivel y mucho talento, es increíble cómo mejoró Chuquisaca en menos de un año. En febrero de 2015 prácticamente no se conocía la robótica, ahora los chicos a los que formamos están como tutores de otros. Estamos apuntando a reafirmar que Chuquisaca será el campeón de la fase nacional", expresó el coordinador de las Olimpiadas y miembro del Comité Académico Nacional de dicho concurso, Said Pérez.

En la Olimpiada participaron 150 equipos, la competencia duró toda la jornada de ayer en instalaciones de la Facultad de Tecnología de San Francisco Xavier.

En el patio se desarrolló la categoría Makers en la que los robots resolvieron la temática medio ambiental, con novedosos trabajos; por ejemplo, había un robot barredor no tripulado y una regadora automática presentado por una niña de 12 años.

En la categoría B de hardware libre, la única limitante es que no podían utilizar un kit, tenía que ser un robot hecho por ellos, cumpliendo reglas específicas, "por ejemplo en la categoría B intermedia el robot tiene que seguir una línea lo más rápido posible, son robots velocistas, en la categoría B avanzada, el robot tiene que salir de un laberinto lo más rápido posible", explicó Pérez.

Sin embargo, en el evento también se pudo visibilizar la brecha que hay entre los equipos del área urbana con el rural, en el caso de Sucre había concursantes que incluso participaron con partes hechas en impresoras 3D, made in Sucre.

Pero también es evidente que no es suficiente la capacidad y las ganas de los concursantes del evento auspiciado por el Viceministerio de Ciencia y Tecnología, ellos necesitan más incentivos y apoyo del Estado.

Hay una gran diferencia entre los estudiantes bolivianos que participan en robótica con sus pares de Estados Unidos, por ejemplo, donde la formación en electrónica y programación inicia a edades tiernas, en tanto que en Bolivia están comenzando a introducirse en ese campo a punto de salir bachilleres o ingresando a la Universidad.

Así se llevó a cabo la fase departamental del certamen, cuya etapa nacional será en septiembre en La Paz.

GANADORES

Categoría A – Principiante:
1° lugar: Alejandro Fabrizio Quispe
Gerardo Quispe Cardozo
Categoría A – Intermedia:
1° lugar: Diego Calvimontes Vera
Cristopher Ramos Ocaña
Categoría A – Avanzada:
1° lugar: Johana Arequipa Paniagua
Roberto Yayo Navarro
2° lugar: Bruno Montecinos Kespi
Ángel Lora Alegría
3° lugar: Jhojan Gardeazabal Ortiz

Categoría B – Intermedio:
1° lugar: Ricardo Fernández Durán
2° lugar: Vladimir Acuña Lucana
Roger Chiri Carlos
3° lugar: Livia Yucra Rodríguez
Categoría B – Avanzado:
1° lugar: Jason Santillán
Alejandro Núñez Arroyo
2° lugar: Oscar Arnez Loayza
3° lugar: Ricardo Rivero Sardán
Mateo Gómez Mita

Categoría C– Principiante:
1° lugar: Jonatan Herrera Michel
Aaron Parra Merino
2° lugar: Sid Blas Fernández
3° lugar: Alanna Salinas Pozzo

Categoría C– Intermedio:
1° lugar: Erik Arely Cáceres
Rubén Flores Paco
2° lugar: Joseph Mamani Mostacedo
Favio Alejandro Coragua
3er lugar: Mercedes Machaca Ríos
Mónica Villanueva Chirari

Categoría C– Avanzado:
1er lugar: José Copa Ruiz
Luis Palacios Caballero
2do lugar: Carlos Torrez Vargas
Royer Ortiz Reyna
3er lugar: Jhoselin Chamoso Dulón

Fuente.

Apuntes sobre la formación de la base científico-tecnológica en Bolivia.

Mendieta: "Formar técnicos y científicos (para importar quesos)"

Formar técnicos y científicos (para importar quesos)
Un amigo economista exponía que en toda política económica "siempre hay quien pierde". Lo repetía con la naturalidad del ducho, de tanto explorar su campo y no inmutarse ya, aunque perciba el dolor ajeno. Los abogados no tenemos con qué criticar, sin embargo, ese talante.

El cambio fijo que rige en el país es un ejemplo de lo que decía ese amigo. La moneda boliviana no se devalúa ni a bala. Así se impide -mientras duren los ahorros- que la inflación horade el adormecedor bienestar mayoritario. Se inunda el mercado de productos importados relativamente baratos, financiados con gas o con las reservas que ha dejado. Al menos para los profanos, eso es lo que las autoridades económicas promueven hoy.

Son favorecidos de esa política el confort consumista, el valor adquisitivo de los salarios y, en gran cuantía, los exportadores de los países vecinos. En Bolivia exigimos que los productores formales cumplan con las exquisiteces redistributivas o legales, como el doble aguinaldo, pero les compramos a quienes no están sujetos a ellas, por producir fuera. Muy coherente.

Con ganas de ser lógico hasta el fin, se puede decir que la "igualdad boliviana" financia la plusvalía de las burguesías vecinas. Es una paradoja del nacionalismo de izquierda, pues sus beneficios alcanzan más a los capitalistas extranjeros. Total, el industrial peruano no lidia con las cargas que el boliviano afronta sin proferir palabra. Y como los afectados no se quejan sino que sonríen por simpatía (o miedo) al poder, no cuadra desplegar una cruzada, oficiosa y fogosa, en su defensa.

Los productores locales, y los profesionales y trabajadores con los que laburan, son merecedores de la indiferencia pública, por minoritarios e insignificantes. Lo que el país más vende lo extrae de la Madre Tierra. Nuestro único aporte es nacer al lado de los depósitos gasíferos -y, si se cree el eslogan, nacionalizarlos- o de los minerales.

Es cierto que hay algún realismo en constatar que en el país más gente depende del comercio y de la informalidad, que de la incipiente producción local. Pero alguien debería ocuparse de los pocos productores internos y de la construcción del país para el largo plazo. Estacionados en el presente impulsamos sólo el beneficio inmediato, cuando no rapaz.

Hablando de actividades, el Vice la emprendió hace poco contra abogados y periodistas, a propósito de las apuestas profesionales de la juventud. Allí, el Vice acudió a una sabiduría tipo café-concert y predicó, contundente: "El país ya no requiere de abogados ni comunicadores sociales, más al contrario demanda científicos, ingenieros, técnicos, médicos, etc." Como un paréntesis, quizá el Gobierno debería reconocer más la faena abogadil. Por ejemplo, los fiscales no han escatimado su -interesado- apoyo al régimen.

Fuera de ese apunte extraviado, intenté desentrañar dónde trabajarían esos ingenieros, científicos y técnicos, animados por el beneplácito oficial. La política económica premia a los burgueses y trabajadores industriales o agrícolas de los países vecinos, no de aquí.

Una opción, nada técnica que imaginé, fue constituir una importadora -privada de verdad o privada con recursos públicos, es lo mismo- integrada por doctores en física espacial. Podrían traer quesos SanCor de La Quiaca o papa y locoto verde de Puno.

La alternativa sería también formar técnicos nucleares bajo el mando de dirigentes sociales en una empresa estatal. Los técnicos podrían asumir los riesgos penales si algo saliera mal, como primera línea en la trinchera de la revolución. De lo contrario, la vía más realista sería canjear con el exterior quesos y papa por técnicos y científicos desempleados, más o menos como hacen los cubanos con sus galenos.

Es que ésta es la primera revolución cuya clase para sí son comerciantes, dirigentes y gente afincada en el corto plazo, a menudo personal, bien enterados de que no importa lo que se diga, con tal de que se haga lo que convenga. La ideología es macanuda para adornar intereses, sostenía un tal Marx.

Gonzalo Mendieta es abogad

Fuente.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...